¿Alguna vez consideraste las postales coleccionables?

En tiempos en los cuales la inmediatez en las comunicaciones no era todavía una realidad, las postales constituían no sólo un medio para mantenerse en contacto con las personas queridas a la distancia, sino también como elementos de recuerdo y para mostrar a otros un entorno quizás desconocido.

Hoy en día, las postales han dejado de ser únicamente un recordatorio de vivencias personales, y se han convertido en un elemento de colección. La cartofilia surgió como una disciplina abocada al estudio y coleccionismo de postales a comienzos del siglo veinte, y gradualmente comenzó a ganar mayor difusión y aceptación con el correr de las décadas.

¿En qué consiste el atractivo de las postales? Como personas dedicadas al coleccionismo, podemos indicarte algunas razones. En principio, el evidente atractivo estético dado por las ilustraciones y fotografías que las conforman lleva a los aficionados Stamp_Irl_68ba buscar postales confeccionadas por determinados artistas, o que incluyen trabajos de determinados fotógrafos. Por otra parte, los motivos representados en ellas abarcan un sinnúmero de géneros, desde paisajes urbanos y rurales, disciplinas artísticas, elementos de la cultura popular, hasta retratos de figuras históricas y contemporáneas.

Además, en el campo de las postales que describen vistas tanto de ciudades como de espacios naturales, surge un interés histórico y social. Contar con una colección referida a un lugar en particular en diferentes épocas y períodos nos permite vislumbrar las transformaciones experimentadas por los diferentes ambientes, la evolución de la actividad humana, las tendencias culturales, artísticas y de moda en cada uno de esos momentos. Se suma a esto un valor sentimental, ya que dedicarte al coleccionismo de postales de tu lugar de origen o en un destino importante en lo personal puede constituir un medio diferente para mantenerte en contacto con tus orígenes y tus raíces.

¿Compartes ahora nuestro interés por la cartofilia? Podemos asesorarte acerca de cómo iniciar tu colección de postales.