Coleccionando Medallones Antiguos en Argentina

¿Cómo es un medallón antiguo?

Los medallones antiguos son adornos que generalmente tienen forma redonda, aunque también pudieran tener otras formas como ovalada o en forma de corazón. Van colgados al cuello con una cadena y se utilizaban no solo como adorno personal, sino quLockete dependiendo de la imagen que tuvieran, pueden revelar información de la persona que lo llegó a utilizar años atrás. Hay personas dedicadas a la “medallística”, es decir a la ciencia de estudiar los medallones.

La Feria de “San Telmo”

En la Feria de Antigüedades y cosas viejas de Buenos Aires, la Feria de San Pedro Telmo en Argentina, pero más popularmente conocida como “San Telmo“, existen algunas casas de antigüedad que se han dado a la tarea de ofrecer a los visitantes los medallones que tienen más de 100 años de elaborados, y que han logrado coleccionar durante décadas de trabajo.

Si se va en búsqueda de medallones antiguos en Argentina, la feria de San Telmo es un lugar que todo coleccionista debe visitar.

Historias detrás de un coleccionista de medallones

Son fascinantes las historias que se encuentran detrás de cada uno de los medallones que aquí podemos encontrar.

Estos medallones eran realizados a mano y con diseños totalmente originales, lo cual llevaba muchas horas de dedicación por parte del artista joyero. En la antigüedad, estas piezas tenían un diseño que actualmente en la joyería moderna no se utiliza. De ahí, parte del gran valor que puede tener uno de estos objetos de colección.

Anteriormente, estos objetos podían tener múltiple finalidad. Aun cuando la finalidad más reconocida es la de guardar la fotografía de un ser amado, también eran utilizados para guardar objetos como cabellos del mismo, como amuleto personal; o incluso para guardar veneno.

Sin embargo, a pesar de lo valioso que pueden resultar estas preciadas joyas, parte de la fascinación de buscar un tesoro como éste, es hurgar en las tiendas y rincones que se dedican a la venta de cosas antiguas, y encontrar tesoros perdidos entre tantas cosas que el tiempo ha dejado.